Angiografía por Resonancia

Angiografía por Resonancia


Angiografía por Resonancia Magnética (ARM)

La angiografía por resonancia magnética (ARM) se basa en la capacidad de la sangre en movimiento de provocar distorsiones en señales obtenidas por resonancia nuclear magnética (RNM). Existen dos técnicas para realizar una ARM: angiografía por tiempo de vuelo (time of flight-TOF) o por contraste de fase (phase contrast- PC). Aunque esta última permite evaluar la dirección y velocidad del flujo sanguíneo, la ARM-TOF tiene mejor resolución espacial.

La ARM es un método eficaz y no invasivo para la evaluación de la bifurcación carotídea, con excelente correlación con la angiografía convencional por cateter (ACC) para estenosis leves. Sin embargo, en estenosis moderadas, la ARM puede sobre-estimar el grado de estenosis al compararse con la ACC, sugiriendo estenosis severa en casi la mitad de los casos. En presencia de flujo muy lento puede haber pérdida de la señal; la presencia de señal en la vasculatura distal permite diferenciar entre estenosis de alto grado y oclusión vascular.

La pérdida de señal con reconstitución distal sugiere estenosis mayor del 70%. Cuando la ARM sugiere estenosis de alto grado u oclusión carotídea es recomendable confirmar estos hallazgos con ACC. La ARM juega un papel limitado en el estudio de la estenosis del origen de la arteria vertebral debido a artefactos causados por la respiración. El Duplex y la ACC son las técnicas indicadas en esta situación.

En la disección arterial, la ARM permite visualizar estenosis significativas, pero puede no detectatar disecciones sútiles. El uso conjunto de ARM con secuencias normales de RNM con cortes delgados transversales a través de la zona afectada es de gran utilidad, ya que es posible detectar sangre subaguda, típicamente en forma de semiluna, en la pared arterial.

La circulación arterial intracraneana, particularmente los grandes vasos del polígono de Willis y sus ramas de segundo orden, pueden ser estudiados eficazmente por ARM, con un alto índice de sensibilidad y especificidad. Vasos normales y ocluídos son correctamente detectados en un 97 a 100% de los casos; la cuantificación de estenosis tiene el mismo problema descripto en la carotida extracranial. Sin embargo, en nuestra institución se utiliza conjuntamente con el DTC para confirmar la presencia de estenosis intracraneana.