Medicina Nuclear

Medicina Nuclear


La Medicina Nuclear es una especialidad médica que emplea técnicas seguras, prácticamente indoloras y con un alto índice costo/beneficio para obtener información funcional y anatómica.                                 
Frecuentemente, la Medicina Nuclear permite detectar alteraciones mucho antes de que las enfermedades sean clinicamente detectables, lo que repercute significativamente en tratamientos tempranos más efectivos y pronósticos frecuentemente más favorables.
                                    
La Medicina Nuclear emplea pequeñísimas cantidades de radiofármacos para diagnosticar y tratar enfermedades. Los radiofármacos son sustancias que son atraídas hacia órganos, hueso o tejidos  específicos. La cantidad de radiación a la que se está expuesto en las exploraciones de Medicina.
Nuclear es comparable y frecuentemente inferior a la recibida en exploraciones radiológicas de rutina.
No es invasiva porque a diferencia de otras técnicas de diagnóstico que exigen cirugía o introducción de aparatos en el cuerpo, en medicina nuclear en la mayoría de los casos basta con un inyección endovenosa. Otras formas de administrar los radiofármacos es por vía oral, inhalatoria  o intracavitaria.
Hoy en día, la Medicina Nuclear ofrece procedimientos útiles en todas las especialidades de la medicina, desde cardiología a neuropsiquiatría. Existen casi 100 evaluaciones distintas de Medicina Nuclear y no hay órgano que no pueda ser explorado mediante esta especialidad de la medicina moderna.