Nuevos aportes de la CNEA a la salud pública

05 de agosto de 2014, 11:28.

Nuevos aportes de la CNEA a la salud pública

Ampliar imagen


El servicio de detección temprana de tumores de mama PET, el SPECT/CT del Servicio de Medicina nuclear y un nuevo acelerador lineal para el Instituto de Oncología Ángel Roffo, con aportes de la CNEA y el Ministerio de Planificación.

Servicio Pet dedicado a estudios en mamas

Es un equipo destinado al diagnóstico de posibles tumores en mama. Es el primero a ser instalado en Latinoamérica, el primero en la Argentina y el primero en un hospital público. Su costo es del orden de los 6 millones de pesos y el valor de la obra para adecuar las instalaciones asciende a los 2 millones de pesos. En el desarrollo de la misma se contemplaron todas las necesidades edilicias de este tipo de servicio y las exigencias de los órganos de control (ARN, ANMAT y Min. de Salud) para la habilitación del Servicio.

El equipo permite adquirir imágenes muy detalladas y definidas de tejido anormal de reducido tamaño, del orden de los pocos milímetros. La gran ventaja comparativa de esta modalidad de diagnóstico está dada por la posibilidad de detectar lesiones en mama menores a 1mm, lesiones que no son detectadas con un PET/CT de cuerpo entero con los equipos que se usan actualmente. Además es posible obtener imágenes volumétricas en regiones cercanas a la pared torácica y lesiones situadas en el cuadrante externo superior, ambas zonas de difícil acceso con las mamografías tradicionales.

Este equipo se basa en la utilización de medicina nuclear, en concreto de una tomografía por emisión de positrones que permite medir con gran precisión y de forma no invasiva la actividad metabólica del tumor. Gracias a esta tecnología, se reduce a niveles muy bajos la tasa de falsos positivos, prácticamente a un dos o tres por ciento, mientras que los equipos más avanzados utilizados actualmente, basados en la aplicación de resonancia magnética, tienen desde un diez hasta un veinticinco por ciento de falsos positivos.

Otra de sus características es que no necesita de la compresión de la mama para obtener imágenes de alta calidad y resolución y en la exploración la paciente está tumbada boca abajo en una cama, lo que favorece su comodidad y la visualización de zonas actualmente inaccesibles por la mamografía.

Este sistema obtiene imágenes de la mama con una resolución hasta cuatro veces mejor que los PET de cuerpo entero y con unas dosis de trazador mucho menor. Además, gracias a su mayor sensibilidad, permite ver la evolución del tumor y monitorear cuál es la respuesta al tratamiento de la paciente y comprobar lesiones dudosas, con otras indicaciones en desarrollo.

Participaron también el subsecretario de Coordinación y Control de Gestión, Roberto Baratta; la presidenta y el vice de la CNEA, Lic. Norma Boero e Ing. Mauricio Bisauta; la directora del Instituto de Oncología Ángel H. Roffo, Laura Bengochea; la directora del Área Diagnóstico por Imágenes y Terapia Radiante, Berta Roth; y la jefa del Servicio de Medicina Nuclear, Cristina Sarlenga.


Días antes el Gerente General de la Fundación Escuela de Medicina Nuclear Dr. Valentín Ugarte, visitó la provincia de Buenos Aires, quien festejó la incorporación de nuevo equipamiento y agradeció la constante contribución del Ministerio de Planificación y la Comisión Nacional de Energía Atómica a la salud de los argentinos.

El equipo específico para estudios en mamas permite detecciones muy tempranas de tumores de menos de un milímetro y es la forma de detección más precoz que existe hoy en el mundo. Este tomógrafo es el primero en su tipo en Latinoamérica y será instalado en un hospital público.

Cáncer de mama en Argentina

En particular resulta de interés el estudio del cáncer de mama, en razón de su alta incidencia en mujeres entre 45 y 70 años.

En nuestro país es la primera causa de muertes por tumores en mujeres, donde se producen 5.400 muertes por cáncer de mama por año y se estima que se producirán 18.000 nuevos casos por año.

Argentina, luego de Uruguay, es el país con la tasa de mortalidad más alta por cáncer de mama (con 20,1 y 24,3 defunciones cada 100.000 mujeres respectivamente). Más del 75% de mujeres con cáncer de mama no tiene ningún antecedente familiar de dicha enfermedad. Para el cáncer de mama, la detección temprana es fundamental ya que los tumores de menos de 1 cm tienen hasta el 90% de probabilidades de curación.

fuente: www.cnea.gov.ar


Comentarios

(*)Son campos requeridos.

Su dirección correo no será publicado

Los comentarios serán publicados una vez que el administrador los apruebe.